¡ VISITA SOFÍA EN DOS DÍAS!

¡Buenos días viajerxs!

Hoy toca hablar de uno de los desconocidos europeos. Moldavia, Macedonia, Serbia, Kosovo, Montenegro, Bosnia… Bulgaria. Los llamados “países del este”, la mayoría de ellos ex pertenecientes a la Unión Soviética, todavía son poco turísticos y mucha gente piensa que no merece la pena desplazarse hasta allí. Pero ya sabéis, yo soy amante de lo diferente, de lo desconocido y de lo poco turístico así que cuando me encontré con un billete a 60€ destino Sofía dije: ¡Allá qué voy!

Junto a la catedral de Alexandar Nevsky

INFORMACIÓN BÁSICA

  • En Bulgaria no se utiliza el euro, se utiliza el Lev (1 LEV= 0,5 €). Además hay muchos locales que no aceptan tarjetas de crédito así que mejor llevar efectivo.
  • El aeropuerto de Sofía está a unos 20 minutos del centro. Se puede ir en metro (1€) o en taxi (10€). Nosotras probamos las dos opciones, una de ida y otra de vuelta.
  • Sofía, aunque sea capital, es muy barata (en comparación, por ejemplo, con Barcelona). Comer te puede costar entre 6-10€ por persona en un restaurante bueno.
  • También es una ciudad muy pequeña. Te recomiendo que escojas un hotel bien ubicado y que patees todo lo que puedas.
  • Los búlgaros me parecieron unas personas muy tranquilas y hospitalarias. Parece un país seguro.

VUELO

Tal y como he mencionado anteriormente, el vuelo nos costó 60 €/ persona. Era la primera vez que volaba con la compañía Wizzair (en breves volveré a confiar en ella ;)) y la verdad es que la experiencia fue correcta: el avión era muy grande, buena atención al cliente, todo bien. El único inconveniente (como en todas las compañías low cost) es que no podíamos llevar equipaje de mano solo una pequeña mochila (si quieres llevar equipaje de mano son 20€ más). En nuestro caso como íbamos a estar dos días nos llevamos la mochila y ya está.

ALOJAMIENTO

El alojamiento en Sofía es super barato. Nosotras alquilamos un apartamento muy céntrico a través de booking.com. Quedamos muy contentas con nuestra elección ya que el apartamento tenía todo lo que necesitábamos, estaba muy bien ubicado, el propietario fue super amable y lo mejor: ¡nos costó 20€ por persona en total!

Si queréis reservar el mismo alojamiento que yo, os dejo aquí el enlace.

¿CÓMO VER SOFÍA EN UN DOS DÍAS?

No voy a mentir. Sofía no es una ciudad con grandes atracciones turísticas. Pero aun así, recomiendo visitarla. La capital de Bulgaria es un lugar muy agradable, donde apetece pasear y tumbarte bajo la sombra de un árbol en uno de los espacios verdes que tiene (que son bastantes).

Al reservar el avión nos pensamos que la estancia se nos quedaría corta pero, en realidad, con dedicarle 48 horas a Sofía es más que suficiente. A continuación os explicaré como hicimos para verlo todo y os explicaré nuestra hazañas en la capital búlgara 😉

DÍA 1

El primer día nos despertamos bien prontito y nos fuimos a pasear y desayunar al Mercado Central de Sofía. Es una especie de mercadillo al aire libre donde se vende de todo, desde fruta hasta pescado, pasando por pan, chuches y platos típicos búlgaros. Nosotras probamos el “banitsa” que es una especie de bollo relleno. Creo que es un plato bastante común en esas tierras ya que en Croacia probé algo parecido llamado “burek“.

Disfrutando de una de los desayunos búlgaros más conocidos

Con el estómago lleno nos desplazamos hasta Serdika, la parte antigua de la ciudad. Allí vimos la estatua de Sveta y visitamos la catedral Sveta-Nedelya. Además, fue nuestra primera toma de contacto con el Boulevard Vitosha, una calle peatonal llena de gente y ambiente, un lugar perfecto para tomar algo o comer.

img_20190323_1123006232301429915699975.jpg

Catedral de Sveta-Nedelya
img_20190323_1250197271114065231965929.jpg
Una de las calles del centro de Sofía, con tramvía y todo

También, caminando por Serdika, nos topamos con dos edificios religiosos: Primero, con la iglesia rusa de San Nicolás. Más tarde, con la catedral más famosa de Sofía llamada Alexandar Nevsky. Realmente es un edificio digno de admirar, con las cúpulas forradas en oro y los tejados azules. ¡Es muuuuy bonita y fotografiable!

img_20190323_1143323752952438473171704.jpg
Consultando el mapa frente a la Iglesia de San Nicolás
img_20190323_1203152451530435188184224.jpg
Haciendo el tonto frente a la Catedral
Mi amiga Yaiza junto a la Catedral

Después de la caminata descansamos en City Garden un pequeño parque situado justo al lado del teatro de Sofía. En el parque pasamos un ratito muy agradable con los músicos callejeros que nos dedicaron una canción en español, el solecito y el buen ambiente.

img_20190323_1241041136293996793517282.jpg
Posando en la fuente de City Garden. Detrás nuestro, el teatro.

Por la tarde aprovechamos para descansar un poquito y también me corté el pelo ya que me hacia falta y vi que allí es más barato que en Barcelona (siempre ahorrando). Estuvimos charlando con la peluquera (que hablaba inglés bastante bien a diferencia de casi todos los búlgaros) y nos recomendó una discoteca para ir por la noche.

img_20190323_170021504962441407052889.jpg
Posando junto a la Sinagoga con mi nuevo corte de pelo

De camino al apartamento nos topamos con la Sinagoga de Sofía que también resulta ser la Sinagoga más grande del sureste de Europa. 

Por la noche cenamos en un restaurante llamado Hadjidraganovite kashti, nos lo recomendó el propietario del apartamento al llegar a la capital. Tenía también muy buenas críticas en TripAdvisor así que decidimos probar. ¡Y nos encantó! Era un pelín más caro que otros locales de Sofía (aunque igualmente era barato, unos 10€ por persona) pero las raciones eran gigantes. Además tuvimos música en directo y el restaurante está muy bien ambientado. En conclusión, LO RECOMIENDO.

Después de cenar fuimos a la discoteca recomendada por la peluquera, llamada PM Club. Aunque no había fiesta máxima el local estaba bien, había ambiente y nos divertimos mucho. ¡También lo recomiendo!

DÍA 2

El segundo día  ( y el último) nos despertamos, nos despedimos del apartamento (aunque el dueño nos permitió dejar nuestras pertenencias para ir más tarde a buscarla) y nos fuimos a desayunar. Aprovechando el buen tiempo, nos sentamos en una terracita de una cafetería llamada Furna, situada cerca de la estación de metro Serdika. Me gustó mucho, es un local muy mono, la comida es muy rica y hay opciones veggies.

Después de reponer fuerzas fuimos a dar la última vuelta por la ciudad. Nos encontramos con un sitio muy fotogénico, el Largo, donde hay terracitas para tomar algo.

Haciendo fotos en el Largo

Seguimos caminado y esta vez bajamos todo el Boulevard Vitosha. Llegamos hasta el Palacio Nacional de Cultura el cual está rodeado por un parque donde había mucha gente realizando diferentes actividades dominicales.

Escaleras del Palacio Nacional de Cultura

Finalmente volvimos al Boulevard Vitosha y comimos en Social, un restaurante muy chulo donde la comida estaba muy rica. Nos costó unos 9€ por persona, con postre y todo!

Comiendo rico en Social

Y con esto y un bizcocho… el avión despegó a las ocho (con retraso, por cierto).

Creo que aprovechamos muy bien nuestra estancia en Sofía. Si estáis un día más también podéis ir al Monte Vitosha, nos lo recomendaron mucho pero no teníamos ni tiempo ni ropa de abrigo suficiente.

Espero que os haya gustado mucho el post y que disfrutéis pronto de Bulgaria 🙂

Muchos muchos y muchos aviones,

Paula

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s