ROMA, LA CIUDAD ETERNA EN 24 HORAS

¡Buenas viajer@s!

En el post de hoy voy a explicaros una de mis últimas aventuras: un viaje exprés a Roma.

De vez en cuando me suelo meter en Skyscanner y reviso las ofertas de fin de semana por si tengo la oportunidad de hacer una escapadita económica. De esta forma, en enero encontré un super chollo: ida y vuelta a Roma por 30 euros por persona (obviamente en Ryanair). Decidí que sería un buen regalo sorpresa de cumpleaños para David puesto que las fechas coincidían. El único problema es que era consciente que para esos días tendría mucho trabajo de la universidad y además quería guardar dinero para el viaje de Semana Santa a la India (próximamente tendréis el post).  De ese modo, decidí que podíamos ir a pasar el día entero a Roma, 24 horas aprovechadas al máximo, un viaje diferente y divertido.

Y así lo hicimos, os explico cómo ver Roma en un día sin perderte casi nada. Pero primero…¡dentro vídeo!

Bien, pues nos subimos al avión un sábado tempranito, a las 6.00, así que alrededor de las 9.00 ya estábamos en la capital italiana. El avión, que como ya he mencionado anteriormente era Ryanair, aterrizó en el aeropuerto principal, Roma Fiumincino.

thumbnail_IMG-20180312-WA0042

Desde Roma Fiumincino hasta la ciudad se puede coger el tren, la estación está en el mismo aeropuerto, cuesta unos 17€ por persona y el trayecto dura una media hora. El tren te deja en la estación de Termini, desde donde se puede coger el metro hasta los monumentos más importantes (el billete de metro 24h vale 7 euros). Nosotros, al no llevar equipaje ni nada, decidimos pasear desde la estación hasta nuestra primera parada del día: el Colosseo. Nosotros no entramos ya que no teníamos mucho tiempo, pero tengo entendido que se pueden comprar las entradas online y ahorrarte las largas colas que se forman. Además, alrededor del Coliseo, habrá muchos comerciales que intentarán venderte un tour si lo necesitas.

 

Del Colosseo, caminamos alrededor del Foro Romano y nos desplazamos hasta la Piazza Venecia. Más tarde nos adentramos en la Vía del Corso, la calle principal de Roma, la cual nos conducirá hasta la famosa Fontana de Trevi.

thumbnail_20180312_233719

De la fuente más popular del mundo nos dirigimos hasta el Pantheon de Agripa el cual tiene entrada gratuita. Al salir, seguimos caminando hasta encontrarnos con la Piazza Navona.

Comimos en un restaurante cerca de la plaza, hay muchos y casi todos ofrecen menú de mediodía. El establecimiento se llama Saltimbocca y aunque en TripAdvisor goce de una buena puntuación, no lo recomendaría. Puede que no escogiéramos los mejores platos (¡Eso sí, recomendables las patatas con queso de aperitivo!) o puede que tuviéramos las expectativas más altas…pero el hecho es que la comida era, simplemente, aceptable. En comer los dos nos gastamos alrededor de 26€.

Después de comernos una pizza y pasta típica, proseguimos hasta llegar al lado del rio Tiber donde finalizamos nuestro atracón con un helado.

thumbnail_IMG-20180312-WA0040

Continuamos hasta el Castillo de Sant Angelo y caminamos por la vía della Conciliazione donde podemos admirar de fondo la Ciudad del Vaticano. Para visitar el museo y la basílica por dentro, se recomienda reservar la entrada con anterioridad o madrugar bastante puesto que se forman unas largas colas de turistas. En mi 1a vez en Roma sí que entré tanto como al museo como la basílica y aunque pienso que se debe ver la Capilla Sixtina una vez en la vida, la visita tampoco tiene gran interés sino eres un forofo del arte. Así que, si queréis ahorrar dinero o no tenéis suficiente tiempo, simplemente se puede hacer lo que hicimos nosotros, entrar solamente a la plaza y disfrutar un ratito en la Ciudad del Vaticano de forma gratuita.

thumbnail_IMG-20180312-WA0039

Más tarde cogimos el metro situado cerca de la Ciudad del Vaticano (parada Ottaviano) y nos desplazamos hasta Piazza Spagna. Caminamos por Vía Condotti donde se encuentran las tiendas más lujosas de la ciudad como Louis Vuitton, Prada o Channel. Acabamos de nuevo en la Fontana di Trevi, esta vez ya de noche y decidimos cenar por allí cerca.  Hay muchas opciones, pero decidimos probar un restaurante sin mirar las opiniones, el Ristorante Pizzeria de Carlo. Aunque su puntuación no sea muy alta, la comida estaba bastante buena con una buena atención al cliente. El precio de la cena también rondó los 30€.

Al día siguiente cogíamos el avión a las 9 de la mañana así que reservé un alojamiento muy barato llamado The voice of Roma y cerca de la estación de Termini para, al día siguiente, tenerlo más fácil para llegar al aeropuerto. El establecimiento es una Guest House gestionada por chinos, lo recomiendo para aquellos que no tengáis un presupuesto elevado aunque, sinceramente, yo no me hubiera quedado más de una noche. Una habitación cuesta unos 32 €. 

El domingo a las 11 h ya volvíamos a estar en Barcelona. Un sube y baja de un día, muy aprovechado al igual que cansado y un recuerdo más en la lista.

Espero que os haya servido la pequeña ruta de un día y que os haya inspirado para un futuro viaje.

Nos vemos pronto, aquí, con un post bastante largo y completo sobre mi experiencia en el Norte de la India.

Besitos y muchos aviones,

Paula

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s