BRUSELAS, CAPITAL DE EUROPA

¡Buenas viajer@s!

Ya estamos a mediados de Febrero y, desgraciadamente, ya he llegado de mi primer viaje del año. Éste tuvo lugar el pasado fin de semana, tres días en el país de la cerveza. Como ya comenté anteriormente, esta escapada tenía como objetivo principal el reencuentro con mis amigos Luca y Anna, los cuales conocí en China el año pasado.

Debo destacar que pasé un día en Bruselas y los dos días siguientes los disfruté en el interior de Bélgica, en un pueblo cercano a Lieja, donde el paisaje era completamente blanco debido a la nieve y las temperaturas rozaban los 0ºC. En este pequeño pueblo, llamado Robert-ville, se encontraba la casa de Luca y tanto allí, como en los pueblos de alrededor, celebramos los carnavales, un gran evento para los belgas. Me llamó mucho la atención la cantidad de alcohol que pueden llegar a beber (incluso más que los españoles), sirven alcohol durante las cabalgatas y en ocasiones, tiran miniaturas de alcohol en vez de caramelos.

Celebrando Carnaval

Aunque dos años atrás ya escribí algo sobre Bruselas, he decidido hacer una entrada centrada solamente en explicar cómo ver las principales atracciones en un día,  ya que es una ciudad muy bonita pero muy pequeña también.

**** En este post, no voy a poder adjuntar ningún video ni muchas fotografías tomadas por mí misma. Tuve problemas técnicos con mi nueva cámara y se me ha estropeado la cámara del móvil así que poco pude hacer. Esperemos que para el próximo esté todo solucionado.

¡EMPECEMOS!

Primeramente, decir que Bruselas tiene dos aeropuertos:

  • Si viajamos con Ryanair lo más seguro es que aterrizamos en el aeropuerto Charleroi, el cual se encuentra alejado de la ciudad. Para poder llegar hasta el centro deberemos tomar un autobús (17€ el trayecto) unos 50 minutos el cual nos dejará en Bruxelles-Midi, una de las tantas estaciones de tren de la capital.
  • De otro modo, podemos aterrizar en Bruselas Internacional, es un aeropuerto más grande pero mucho más cercano. Esta vez para llegar a la ciudad utilizaremos el tren (9€ el billete desde el aeropuerto) y tardaremos unos 15 minutos hasta el centro; podremos bajar en cualquiera de las estaciones (Midi, Central, Nord, etc).

Una vez ya estamos en el centro de la ciudad deberemos elegir como movernos. Una de las mejores formas es, obviamente, en transporte público. Lo más asequible para un día es comprar un abono de un día el cual nos costará unos 8 euros y podremos viajar todas las veces que queramos durante un periodo de 24 horas en bus, metro o tranvia.

En cuanto alojamiento, esta vez no puedo recomendar mucho puesto que me alojé en el piso de estudiantes de Luca, pero años atrás me alojé en el Hotel Meininger. Fue uno de los mejores albergues en los que me he hospedado y además estaba bien situado y tiene un precio bajo. Igualmente decir que todos los hoteles que se encuentren cerca de la Grand Place serán establecimientos bien situados, al mismo tiempo que los más caros.

RECORRIDO PARA UN DÍA

Una vez dejado el equipaje en el hotel (o una taquilla en una de las estaciones de tren) recomendaría empezar el recorrido en la Grand Place, sin duda uno de los puntos más fuertes de la ciudad. La estación de tren/ metro más próxima a esta atracción es la de Bruselles Central. Por otro lado, si vamos en tranvía deberemos bajarnos en Palais y caminar unos 5-10 minutos hasta llegar a nuestro destino.

Grand Place de noche y con mucho frío

 Una vez hemos tomado las fotos y admirado el precioso ayuntamiento, nos dirigiremos a la calle Charles Buls que la encontraremos en la misma plaza.  Aquí toparemos con numerosas tiendas de gofres, uno de los postres típicos de la ciudad que no podemos dejar de comer por nada del mundo porque están muy ricos y además… valen 2€! Después de nuestro dulce desayuno, continuaremos caminando en la misma dirección y hallaremos la pequeña pero conocida estatua del Manneken Pis.

Resultado de imagen de manneken pis año nuevo chino
Así me lo encontré vestido… ¡celebrando el año nuevo chino!

Tras intentar tomar una buena foto de la pequeña fuente (ya que siempre hay aglomeraciones de gente) y pasear por la calles de alrededor las cuales poseen un gran encanto y donde encontraremos diferentes pinturas en los edificios, podríamos dirigirnos a comprar un buen chocolate de souvenir.

Imagen relacionada
Uno de los ejemplos de las bonitas pinturas callejeras

Las tres mejores chocolaterías son Godiva, Pierre Marcolini Leonidas. Éstas ofrecen chocolate de gran calidad y además podréis encontrar diferentes tiendas por el centro de la ciudad. Si el día acompaña sería interesante darnos una vuelta por unos de los parques de la capital: el parque de Bruselas o el parque del Cincuentenario.

A la hora de comer, la elección de restaurante será difícil. Digo ésto, porque según mi punto de vista, la gastronomía belga no es nada del otro mundo. Encontraréis muchas ofertas gastronómicas diferentes en el centro de la ciudad, cadenas low cost y restaurantes caros. Las dos veces que he ido he comido una hamburguesa en el Quick (cadena como McDonalds pero belga), nada del otro mundo pero de los más barato por allí. También recomiendo para los más ahorradores la cadena de comida Exki, donde podemos encontrar comida preparada así como trozos de pizza, sopas y postres varios a un precio económico. Por otro lado, si os gusta la comida asiática, esta última vez acudí a un restaurante chino de gran calidad, de hecho es el primero en TripAdvisor cuanto comida china. El precio por persona ronda los 30€, pero es muy recomendable y está muy bien ubicado. El establecimiento se llama Yi Chan.

Platos cocinados en el restaurante Yi Chan

Por la tarde, tras haber llenado bien nuestra barriga nos podríamos dirigir al Atomium. Éste está un poco alejando del centro urbano, se debe coger el metro hasta allí: la última parada de la línea 6, unos 25 minutos de trayecto. Se puede visitar por dentro (sino recuerdo mal son 20 € por persona) y también Europa en miniatura, que se encuentra justo al lado.

Por último, para aquellos más fiesteros me gustaría recomendar especialmente la discoteca Spirito. Es una de las mejores que he ido nunca debido a su estructura y decoración: antes de ser un club era una iglesia y han conservado sus instalaciones. El ambiente es muy bueno y la música es entre comercial y electrónica.

Resultado de imagen de spirito brussels
Discoteca Spirito

¡Y hasta aquí el post de hoy, espero que os sirva de ayuda y os sirva de guía para un próximo viaje a Bruselas! Próximamente subiré otra entrada nueva hablando de uno de algunos de los destinos que ya haya estado y que me parezca interesante comentar como París, Amsterdam o una ruta que hice por la costa de EEUU años atrás.

De mientras, me gustaría anunciaros algo que me hace mucha mucha ilusión. En un mes, voy a tachar de mi bucket list uno de los países que siempre me ha fascinado y que siempre he querido conocer: la India. Sí, sí todo va bien el próximo 24 de Marzo despegaremos hacia un país que no deja indiferente a nadie. Por supuesto que prepararé un super post, porque se lo merece.

Muchas gracias por leerme,

¡Aviones, trenes, barcos… os deseo todos los medios de transporte que os permitan viajar!

Paula

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s