ZAGREB Y LJUBLANA, CAPITALES DE CENTRO EUROPA

¡Buenos días viajeros y viajeras!

Soy un desastre… llevo casi tres semanas en China y ni si quiera he subido todavía las publicaciones de Zagreb y Copenhagen… he estado muy ocupada y no me ha dado tiempo. En el post de hoy hablaré de Zagreb y en el próximo (que espero tenerlo pronto) ya os explicaré  como me está yendo por el continente asiático así que dejaré Copenhagen un poco de lado (lo tengo pendiente por eso).

Como ya os había avanzado, el pasado 18 de febrero viajé hasta Zagreb 5 días con tal de visitar a mi amiga Marta ( mi acompañante a Ibiza el verano pasado) que está realizando allí su ERASMUS durante 9 meses.

Primeramente destacar que me fue extremadamente difícil encontrar un vuelo hasta allí (en esta época no hay directos, éstos empiezan en abril hasta octubre, aproximadamente, ya que es temporada alta) así que tenía que hacer escala sí o sí por lo que el precio aumentaba al igual que las horas de trayecto. Finalmente, compré un billete con escala a Amsterdam tanto como a la ida, como a la vuelta, con una duración total de 7-8 horas por 220 €.

Aquí os dejo el link del video de Youtube: https://youtu.be/wcK4dvpVaAg

Mirador de Zagreb

DÍA 1

El primer día llegué a la capital de Croacia sobre las 14.00 aunque el reencuentro con mi amiga no fue hasta 1,30 h más tarde a causa de la falta de comunicación, la poca batería en el móvil y su magníficosentido de la ubicación. Después de encontrarnos nos dirigimos hacía su residencia con tramvia ( el único transporte que utilizamos a parte del autobús y sin pagar ni una vez).

Tras descansar y comer (pizza) Marta me llevó hasta el centro para que lo pudiera conocer: paseamos por las calles más bonitas de la ciudad, vimos la catedral y finalmente aterrizamos en una cafetería donde, curiosamente, hacen cafés de colorines. Una cosa a destacar que no he dicho anteriormente es que en Croacia no se utiliza el euro sino las kunas: ¡y todo es super barato! Acostumbrada a Barcelona y sus precios, estar allí es dar tregua a la cartera unos días… solo os digo que estando 5 dias de viaje pasando un día en Ljubljana  saliendo de fiesta ,comiendo y cenando siempre fuera… me gasté alrededor de 100 euros. Felicidad máxima. Eso sí, el vuelo lo compensa…

Bueno pues como iba diciendo, tomamos un café de colorines en un cafetería llamada Café Sjedi 5 y tras pasear un poquito más y presentarme a sus amigos, fuimos a cenar a un restaurante situado en el centro donde hacen unas pizzas increíblemente grandes por 3€.

Más tarde volvimos a la residencia, nos duchamos, nos arreglamos y salimos a una discoteca llamada Hangar la cual costaba 20 k entrar (es decir, 3 euros). La verdad es que la música que ponen por esos países no me gusta mucho pues a mí me anima la música latina y allí ponen más hip hop, comercial, etc. Pero igualmente, las fiestas con Marta siempre son buenas fiestas.

*Algo que debería comentar es que al parecer, cada vez que mi amiga sale de fiesta va a comer algo para reponer fuerzas ya que hay muchos locales abiertos a esas horas: panaderías, pizzerías, kebabs…esa noche, o mejor dicho, esa madrugada, nos comimos un kebab ríquisimo situado a escasos metros de la discoteca.

DÍA 2

Después de la fiesta del viernes es imposible madrugar el sábado…aquí, en Zagreb y en Guatemala así que nos despertamos tarde, nos duchamos y nos fuimos de nuevo para el centro de Zagreb donde compramos en una panadería, una de las comidas típicas de la región: el Burek, una especie de empanada rellena o bien de espinacas, o de carne o de queso. La verdad es que tenía un hambre voraz y estaba buenísimo así que me lo comí en un santiamén.

Burek

Mientras comíamos ( ya que lo cogimos para llevar) nos dirigimos hacia la parada de bus que nos condujo hasta el cementerio de Zagreb puesto que según Marta es muy bonito y era una visita obligatoria. Aunque me reí un poco de ella al principio ( ya que era el primer sitio que visitábamos por dentro y era un cementerio) realmente valió la pena verlo: el monumento a los fallecidos por la guerra de Yugoslavia, la arquitectura, todo en general. La mala suerte que tuvimos es que hacía bastante frío y empezó a llover con fuerza así que no pudimos ver mucho y volvimos rápidamente para el centro. Como no podíamos pasear por las calles, después de visitar unas cuantas tiendas, fuimos a merendar a Cookie Factory, un local donde hacen cafés, smoothies y pasteles muy ricos.

Mirogoj Cementery

Por la noche, fuimos a casa de unos amigos suyos vascos y más tarde salimos a Opera, otra discoteca situada en el centro de la ciudad donde la verdad, que lo pasamos tan bien que no nos fuimos hasta que empezaron a barrer el suelo. Después de ello, y como ya he mencionado anteriormente, “visitamos” una pizzería donde respusieron fuerzas ( lo digo en 3a persona pues soy intolerante a la lactosa, creo que nunca os lo había dicho) y entre pizzas y despedidas emotivas (pues algunos amigos se les acababa ya el erasmus) llegamos a casa más tarde de las 8.

Foto en Opera

DÍA 3

El domingo por la mañana teníamos pensado hacer un Free Tour  a las 11h pero como os podéis imaginar el Free Tour lo hicimos en la cama pues teníamos muchísimo sueño y estábamos agotadas.

Al final, nos despertamos justo antes de la hora de comer ya que habían venido 13 españoles a visitar a un amigo de Marta y habíamos quedado para comer todos juntos. Comimos en Ozujsko pub tkalca , un restaurante situado también en el centro. La verdad es que la comida estaba muy rica a buen precio. Marta quería que probara otra comida típica el Cevapcici (que son como una especie de salchichas rebozadas o algo así) pero la verdad es que no me gustó mucho el aspecto y me acabé pidiendo una lasaña, 100% recomendable.

Al acabar de comer fuimos a visitar lo que nos quedaba por ver: fuimos a un mirador donde se podía ver toda la ciudad de Zagreb, sobretodo el casco antiguo con sus casas bajas y tejados rojos También visitamos la Ciudad Alta donde se encuentra la iglesia de San Marcos.

Selfie con la Iglesia de San Marcos

Como a media tarde ya empieza a hacer frio, volvimos a meternos en una cafetería ( muy mona)

Por la noche cenamos en el Mensa (un comedor público donde los estudiantes tienen descuento: una cena completa de primer plato, segundo y postre por aproximadamente 3€) y después tomamos unas cervezas en un bar de al lado.

DÍA 4 – LJUBLJANA

El lunes nos despertamos prontito y cogimos un bus rumbo a Ljubljana, que para aquellos que no lo sepan, es la capital de Eslovenia. El trayecto ida y vuelta nos costó 9 euros a cada una y tardamos unas dos horas en llegar. Cuando nos plantamos en Ljubljana tuvimos algún que otro problema pues nos informaron mal sobre el bus que teníamos que coger y en vez de subirnos a uno que nos llevara para el centro, nos subimos en uno que nos llevó para las afueras de la ciudad así que estuvimos una hora viendo la zona de centros comerciales hasta que el bus acabó el trayecto.

Nota importante: Si os bajáis en la estación de buses de Ljubljana tenéis que coger el bus hasta el centro en la misma acera que os deje el autocar, si os vais a la otra veréis otra parte de Ljubljana.

Centro de Ljubljana

La capital de Eslovenia es una pequeña ciudad con mucho encanto y en tan solo un día puedes recorrerla. Desde mi punto de vista para visitarla solamente tenéis que pasear por sus bonitas calles y disfrutar del ambiente y de su tranquilidad. Puntos turísticos serían el castillo, el puente de los dragones y el parque Tívoli por donde debe ser muy agradable pasear en bici (nosotras fuimos caminando pero es un parque impresionantemente grande y acabamos sentadas en un banco). Para subir al castillo cogimos una especie de bus turístico ya que Marta lo había cogido la última vez que había estado allí y afirmaba que era gratis. Jamás fue gratis, la última vez que Marta había cogido ese bus se había colado y ni se enteró. Así que tuvimos que pagar 9 euros cada una para un trayecto de 5 minutos ya que el bus turístico solo paraba 2 minutos en el castillo y después seguía dando vueltas por Ljubljana. Así que, como moraleja, si queréis ir al castillo de Ljubljana subid andando que aunque haya un poco de cuesta sale más a cuenta y de paso hacéis deporte.

Por la tarde merendamos en un sitio llamado “Cocoa”, situado al lado del rio donde hacían unos pasteles buenísimos. Estuvimos por lo menos 2 horas sentadas allí, así que recomiendo este lugar para desayunar o como nosotras, para merendar. Después volvimos a coger el bus y de vuelta a Zagreb ya que al día siguiente tenía que coger mi avión rumbo Barcelona.

Muchas gracias por leerme,

¡os espero por aquí en unos días!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s