TAILANDIA: KOH SAMET Y BANGKOK

Buenos días viajeros y viajeras!

Que rápido se pasa el tiempo!!!!!!!! Casi ya hace 4 meses que me instalé en Asia, me parece mentira…En Hangzhou todo sigue igual de bien aunque las temperaturas han subido muchísimo. La humedad es insoportable y cada día rozamos los 40 graditos, así que yo solo salgo del hotel cuando cae la noche y las temperaturas son más razonables…el resto del tiempo junto al aire acondicionado! Por otro lado, llevo una semana enferma de la barriga; definitivamente China no es el mejor sitio para mi estómago delicado con tropecientas intolerancias alimentarias… que le vamos a hacer.

Pero hoy no os he venido a hablar de China, sino de Tailandia. Ya hace casi 3 semanas que me embarqué en el avión rumbo al antiguo país de Siam y aunque aún tengo secuelas ( aún se me está pelando la piel y sigo con las piernas enrojecidas) disfruté muchísimo!!!!  A continuación os explicaré un poco mi experiencia, solo fueron 5 días debido a que no me daban más vacaciones, pero fueron 5 días intensos que aproveché al máximo e hice mil cosas. Antes de comenzar os dejo, como siempre, el link del vídeo del viaje:

https://www.youtube.com/watch?v=Ofp3N2WKigY

EMPEZAMOS!

Cuando me dijeron que tendría vacaciones a principios de Julio empecé a mirar vuelos como una loca… estar en el centro asiático te permite volar a muchos sitios por bajo coste. Barajé varias opciones: Malasya, Filipinas, Japón… Los vuelos iban desde 150 a 200 euros así que estaba bastante bien. Sin duda alguna quería invertir los pocos días que tenía a tomar el sol en alguna playa pues echo muchísimo de menos la costa. Por esta razón, descarté Japón. Malasya y Filipinas me gustaban mucho, además son sitios super baratos pero ir a la playa era una complicación: muchas horas en bus, muchos transbordos de avión y tenía muy pocos días. Así que seguí mirando hasta que encontré un vuelo a Tailandia por 300 €.

La verdad no me hacía mucha gracia gastarme 100 euros más de lo previsto y más contando que el salario que estoy ganando en China no es muy boyante. Pero tenía tantas pero tantas ganas de ir a la playa que lo compré sin pensármelo dos veces. Así que el vuelo con AirAsia me costó alrededor de unos 320€ ida y vuelta con impuestos incluídos, 4 horas de trayecto, directo y desde la ciudad donde vivo. Tampoco me podía quejar. Otra gran ventaja es que para ir a Tailandia, con pasaporte español, no necesitas visado así que era una complicación menos.

PLANIFICACIÓN DEL VIAJE 

Con 5 días tampoco podía hacer gran cosa. El vuelo era hasta la ciudad de Bangkok y Bangkok no tiene playa. La playa más cercana a Bangkok es Pattaya, situada a dos horas en bus, pero no es nada del otro mundo y yo quería paisajes bonitos. Miré vuelos desde Bangkok a Phuket y otras islas pero decidí que para tres días que estaría no quería coger un avión más y perder tiempo en aeropuertos. Además me apetecía relax máximo y Phuket es bastante transitado por turistas. Empecé a investigar las diferentes islas que hay en Tailandia hasta que di con Koh Samed.

Koh Samed (o Koh Samet) no es una isla muy conocida y eso ya me gustó desde el primer momento. Tampoco parecía ser un sitio muy edificado y muchos viajeros decían que era una de las mejores islas de toda Tailandia. Empecé a buscar como ir hasta allí y averigué que, al fin y al cabo, no era tan difícil desde Bangkok. Así que no tenía por qué seguir buscando. Decidí que pasaría 3 días en Koh Samet y 2 días en Bangkok.

Hoteles elegidos:

– En Koh Samed me alojé en un resort llamado Tubtim Resort. Es de lo más barato que hay en la isla y lo que estaba mejor respecto calidad-precio. En casi toda la isla (o al menos en la parte que yo estuve) los hoteles son bungalows en la playa y este también lo era. Me costó 2 noches en el bungalow unos 70€ sin desayuno incluído. No es ni mucho menos el mejor hotel en el que he estado, el bungalow es bastante simple ( reservé el básico) y lo que menos me gustó es que por la noche, la ventanas no se podían cerrar (habían mosquiteras, por supuesto) y podía escuchar todos los sonidos que os podéis imaginar de animales, insectos, etc. No es que me diera miedo, pero un poco de respeto sí. Igualmente lo recomiendo si tampoco vais a estar muchas noches. No está mal, estaba bastante limpio todo y la ubicación era excepcional ya que estaba en una playa alejado de todo, era difícil hasta llegar en coche.

-Por otro lado, en Bangkok, como ya me había gastado bastante dinero en el bungalow, fui a un albergue. El mejor albergue en el que he estado nunca Cube Hostel. Super super limpio todo, cada cama tiene cortinas y así estás como en tu propio mini espacio. Dentro de tu espacio tienes enchufe, lámpara, perchero y hasta una pequeña mesita. El WI-FI funciona perfectamente, los lavabos y las duchas estan limpios y muy bien. La ubicación también es muy buena, justo al lado del Sky train, transporte público que te lleva hacia todos los lados. En definitiva,¡lo recomiendo 100%! En este caso reservé una habitación solo para chicas  y 2 noches me costaron 25€ sin desayuno incluído. 

Habitación de mujeres Cube Hostel

A LA AVENTURA

DÍA 1- EL EMBARQUE Y LA NOCHE EN VELA

Pues bien cogí un taxi desde mi hotel de Hangzhou hasta al aeropuerto (unos 45 minutos) a las 19.30. El vuelo lo tenía a las 23.00 h y quería ir con tiempo… ¡y menos mal!  Si viajáis por Asia os recomiendo mucha mucha paciencia para los aeropuertos: ya había hecho el checkin online pero igualmente tuve que ir al mostrador de facturación donde me hicieron quinientas mil preguntas: por qué vas a Tailandia, cuanto dinero te llevas, cuantos días vas a estar… no me lo creía. Para eso ya estuve 45 minutos haciendo cola. Después para pasar los controles de seguridad, revisar el visado Chino y todo, una hora más o menos. Y en Barcelona, si llevas el check in online ¡son 15 minutos! En fin, paciencia, paciencia y más paciencia.

Finalmente, ya en el avión se pasaron las cuatro horas “volando” (perdón por la broma) pues me dormí y no me enteré de nada. En Tailandia es una hora menos que en China así que llegué a las 2.30 am. Al llegar tienes que rellenar una especie de mini visado con información del hotel, pero es muy rápido, a lo mejor tardé 10-15 minutos para ello (recomiendo bajarse deprisa del avión y así hay menos cola). Pero la diversión empezaba en ese momento:

La cosa es que yo había decidido pasar los primeros 3 días en Koh Samed y los dos últimos en Bangkok. Desde la estación de buses de Bangkok (Ekkamai Station)  se puede coger un bus hasta Koh Samed que dura aprox. 4 horas. Y así lo iba a hacer yo. ¿El problema? Que eran las 2.30 am y el primer bus no salía hasta las 7 am. Yo ya tenía muy mentalizado que me iba a tener que esperar 5 horas en el aeropuerto de madrugada pero igualmente se pasaron muuuuy lentas y con mucho sueño. Por suerte llevaba el Ebook conmigo y me entretuve leyendo hasta que me cansé y me fui a explorar. Allí, en el aeropuerto, encontré una tienda de targetas de internet para Tailandia y como mi madre desde hacía un mes estaba preocupada porque me fuera sola a Tailandia decidí comprármela y poder estar en contacto continuo. Me costó unos 250 Bahts, lo que serían unos 6 euros, para una semana. Supongo que ya lo sabréis pero ese país es baratísimo!

A las 6 am, después de unas horas rodeada de gente durmiendo en los asientos y personas ebrias que lloraban apenadas, cogí un taxi desde el aeropuerto hasta Ekkamai Station, una media hora de trayecto, sin tráfico. En Ekkamai compré el billete de bus + el del ferry que me llevaría a las isla por 250 bahts (más tarde me daría cuenta que sale más rentable comprado por separado aunque ellos  digan que es más barato junto).

Aquí os dejo los horarios de bus desde Ekkamai hasta el puerto de Ban Phe donde debéis coger el barco hasta la isla.

7:00/ 9:00/ 11:00/ 13:00/ 14:00/ 16:00/ 18:00

Esta es la opción más fácil para llegar hasta el puerto. Sin embargo existe otra opción (la que yo consideraba el PLAN B por si el PLAN A me salía mal) que es coger un bus hasta Rayong (que es una ciudad cerca del puerto) y desde Rayong coger un Songthaew (que es una especie de taxi tailandés que lleva a mucha gente) hasta Ban Phe. Pero como decía, mejor ir directamente a Ban Phe, aunque los buses hasta Rayong empiezan a las 5:40.

DÍA 2- LLEGADA A LA ISLA SIN INCIDENTES

Desde las 7 hasta las 10.30 estuve en un bus que tenía el aire acondicionado a menos 10 grados. No había sido previsora en esta ocasión y solo había cogido un jersey fino. Menos mal que me quedé dormida y cuando me desperté, aunque ya tenía la garganta irritada, ya estábamos llegando y no noté tanto el frío polar.

Cuando llegas, el bus te deja justo en frente del embarcadero. Tuve suerte y el ferry estaba a punto de salir así que no tuve que esperar. Para ir a la isla podéis coger el ferry (unos 30 minutos de trayecto) como yo hice o también una lancha rápida (10 minutos) pero obviamente, es una posibilidad más cara aunque esta última es 24 h y el ferry tiene unos horarios ( de 8 am a 18 pm cada día). Pues eso, que llegué a Koh Samed en 30 minutos. El hotel se suponía que estaba a 10 minutos andando del puerto de la isla, pero es mentira (lo pone en Booking.com). Tuve que coger un Songthaew, que compartido con más gente me costó 80 Bahts hasta el resort (15 min). Ah! Para entrar en la isla, como es un parque natural protegido, debéis pagar 200 bahts en su entrada.

Cuando llegué al hotel mi Bungalow no estaba preparado así que me fui a pasear por la playa y a reconocer la zona, como a mi me gusta hacer siempre que llego a un sitio nuevo.

Mi blanco nuclear y el bungalow

Más tarde, cuando ya pude ir a mi habitación, me cambié de ropa y comí en el resort (tiene un buen restaurante con buena comida y bueno, en TripAdvisor dicen que es caro, pero me gastaba aprox. 4-5 € en cada comida). Quería alquilar una moto para moverme por la isla (hay sitios de alquiler por todos lados porque en Koh Samed no estan permitidos los coches) pero no habían disponibles así que tuve que ir andando. Fui caminando por la costa, por las rocas y descubriendo calas cada 500 metros. Estaba muy feliz porque no había nadie en la playa, en ninguna, así que, como yo quería, me podía relajar perfectamente. Verdaderamente no se que playas visité porque andaba y cuando me gustaba una me quedaba un rato pero todas las que vi eran muy bonitas, con el agua muy limpia y sin gente ( he de mencionar que JULIO-AGOSTO- SEPTIEMBRE es la temporada de lluvias y no hay tanto turismo).

Estuve toda la tarde tomando el sol y bañándome en el mar solita en una playa y la “mar ” de contenta ( ya no hago más bromas).  Cuando oscureció me volví al hotel, me duché, descansé y me fui a cenar al restaurante del hotel de nuevo. Tenía pensando ir a más locales cuando llegué pero al final los días que estuve prácticamente siempre comí ahí. Me daba un poco de miedo ir por la noche por la playa a buscar otros sitios sola y ese no estaba mal.

Lo único malo del día fue las experiencias que tuve con insectos: 1) me dejé la puerta abierta del bungalow mientras tendía los bañadores y una manada de mosquitos entró a la habitación. Por suerte había una tienda en la playa con todo tipo de cosas y me compré un repelente para los mosquitos. 2) Mientras me duchaba me encontré una lagartija escalando por la pared y me dan mucho mucho asco porque son demasiado grandes y me da pena matarlas entonces no sabía que hacer y me entró el pánico, y la única solución que encontré fue tirarla por el desagüe.

DÍA 3- NO OS ENGAÑÉIS: ESTÁ NUBLADO PERO EL SOL PEGA

Pues me desperté muy bien, muy activa, así que después de desayunar unas galletitas que tenía en mi habitación me puse a andar en la dirección contraria del día anterior para buscar nuevas playas. Después de unos 20 minutos encontré una playa que me encantó!

Estaba completamente sola, tenía como un puente de madera hacía el mar, un columpio y el agua estaba super clara. Me quedé allí unas 3 horas tomando el sol y haciendo fotos. Me puse crema, la verdad, pero allí me achicharré.  Más abajo os colgaré una foto de como tenía las piernas al día siguiente. Pensaba que como estaba bastante nublado el sol no pegaría mucho, y aunque me puse crema igualmente, aún, 17 días después, sigo con heridas de guerra. Así que el super consejito es mucha mucha protección solar durante tooooodo el día y de alta graduación.

Más feliz imposible

Tras tres horas en esta magnífica playa continué caminando hasta topar con otra playa de arena blanca, más animada y con más gente, así que decidí que esa sería mi última parada del día. Comí en un chiringuito de la playa un sandwich y un smoothie de frutas (todos los que probé estaban buenísimos coco, plátano, piña…) y me quedé toda la tarde leyendo a la sombra, porque ya me sentía achicharrada, supongo. Volví para el hotel cuando el tiempo se empezó a torcer y a nublar más de lo normal y después de asearme, fui a hacerme un masaje en la playa. Creo que en cualquier isla de Tailandia encontraréis puestos de masajes en la playa, en Koh Samet hay cada 500 metros. Elegí un masaje “aftersun” de 1 hora ya que me ardía la piel y me costó alrededor de 400 bahts (lo que serían 10 euros).

No hice mucho más, por la noche me senté en una hamaca de la playa (embadurnada de aftersun y de antimosquitos) con mi Ebook entre las manos hasta que me fui a dormir. Pero no pude. La noche fue un horror, me dolía todo el cuerpo y no me podía dormir en ninguna posición. Para más inri, empecé a escuchar ruidos espeluznantes en la terraza de la cabaña. Al principio pensaba que era un perrito (se me ha olvidado mencionar que la isla estaba LLENA de perros, en todas las playas y por todos sitios, que no pertecen a nadie pero que todo el mundo cuida) porque el día que llegué le hice carantoñas y desde entonces cada vez que me veía me acompañaba a mi bungalow y se quedaba esperándome fuera. Pero el ruido era como de quien está rebuscando en la basura y yo, que no me podía ni mover, no sabía que hacer. Al final pensando y pensando me di cuenta que no había ninguna basura fuera, sino que la única basura que había cerca mío estaba dentro de la habitación. Encendí la luz y, efectivamente, me encontré a una pedazo de lagartija que me morí del asco. En fin, os podéis imaginar el show nocturno, embadurnada de aftersun, roja y sin poderme mover persiguiendo a una lagartija por toda la habitación. Al final la capturé y la llevé afuera y pude dormir por fin.

DÍA 4- EMBADURNADA DE AFTERSUN HACÍA BANGKOK 

Cuando me desperté seguía dolorosa por las quemaduras del sol y el día estaba bastante nublado. Di una vuelta por la orilla y desayuné en un chiringuito de la playa una buena crepe de nutella y un agua de coco, después de la nochecita que tuve necesitaba alegrarme y empezar el día feliz.

Al medio día decidí volverme a Bangkok ya que no era buena idea seguir en la playa con las quemaduras. Cogí un Songthaew y me volví para el puerto. Compré el billete del ferry (allí es cuando me di cuenta que vale más barato comprar el ticket del bus por separado) y cuando me estaba a punto de subir al barco vino una mujer y me dijo que me subiera a otro barco. Obviamente hice caso a la trabajadora tailandesa aunque me pareció un poco raro porque yo estaba convencida de que era el otro. Y como os debéis imaginar, era el otro. El barco me llevó al puerto sí, pero a 2 km del bus que tenía que coger en 15 min. Al bajarme y darme cuenta que no conocía aquello pregunté y me indicaron donde ir. Pero no me dijeron que estaba a 2 km. Situación: roja como un tomate, embadurnada de aftersun que se me pegaba todo al cuerpo, 35 grados, llevando a rastras la maleta y a mi propio cuerpo (que ya me costaba bastante) andando por una carretera sin acera a las 13:50 cuando el bus salía a las 14.00. No se como lo hice, pero a las 13:59 estaba sentada en un asiento de bus de vuelta a la capital del país.

Justo cuando me estaba haciendo esta foto con esta extraña estatua, la mujer me dijo que me fuera a otro barco

Llegué a Bangkok 4 horas después, estaba diluviando y los taxis me ignoraban. Cuando se paraban y les decía la dirección del hotel me decían que me cobraban X cantidad en vez de utilizar el taxímetro y yo no quería que me timaran. Pero después de media hora, mojándome y sin saber qué hacer, acepté el precio de un taxista y resignada me subí. Al pobre le salió mal la jugada porque debido a las lluvias estuvimos 1 hora en un atasco y estoy segura de que el precio que hubiera indicado el taxímetro hubiera sido superior a lo que me había cobrado, así que aunque quería llegar al hotel lo antes posible, mi parte malévola se reía interiormente cada vez que el taxista suspiraba desesperado MUAJAJA.

Llegué a Cube Hostel sobre las 19:30, me duché y me fui a dar una vuelta por los alrededores del hotel y empecé a planear lo que haría al día siguiente. Me fui a la cama temprano para estar a tope al día siguiente.

Pues así tenía el cuerpo

DÍA 5-  DE TEMPLO EN TEMPLO



Me desperté a las 8h y me fui directa al Skytrain. Al día anterior ya había estado investigando las paradas y cómo utilizarlo así que fue bastante fácil. Justo en la estación, de nombre Silom, a cinco minutos caminando desde el hostal, compré el desayuno y los billetes del tren. En Bangkok el precio de los billetes depende de la parada donde te dirijas, recomiendo guardar las monedas y usarlas en el Skytrain ya que es muy rápido y fácil. Me dirigí a la estación de Saphan Taksin y desde allí cogí un barquito por 100 bahts hasta un embarcadero cercano a los templos más famosos. No se exactamente como se llama la compañía de barquitos simplemente pregunté si me dejaría cerca del Gran Palacio y como me dijeron que sí me subí. Desde el barco pude visualizar Wat Arun, unas vistas que recomiendan ver al anochecer, pero en esos momentos el templo estaba en reparación y tenía hierros por todos lados.

Al llegar al embarcadero caminé sin saber el rumbo pero no tardé en encontrarme un edificio que parecía un templo. No tenía ni idea de que era pero me metí igual. Lo primero que me dijeron: así no puedes entrar. Llevaba un vestido de flores y no podía enseñar ni las piernas ni los hombros. A partir de ahí surgió el look más original que me he puesto en mi vida (lástima que no tenga una foto): me compré un pantalón azul, con el vestido verde de flores por encima y me puse el chubasquero para que no se me vieran los hombros. El templo al final resultó ser Wat Pho, el famoso buda reclinado.

Estuve aproximadamente una hora ya que el recinto es bastante grande y hay muchas cosas que ver. Puede que me hubiera quedado más tiempo sino fuera que mi outfit a 35 grados me estaba causando estragos.

Selfie con el buda
Recinto de Wat Samet

 La entrada a este templo cuesta 100 bahts. Cuando salí, continué caminando sin rumbo, siguiendo a la multitud y así es como llegué hasta el Gran Palacio. Esta vez decidí que me daba vergüenza seguir vistiendo así que me compré una camiseta de manga corta y me quité el atuendo. Una vez dentro visité el recinto, el buda de esmeralda y me senté un rato a disfrutar de las vistas. Estuve más o menos una hora. La entrada al Gran Palacio son 500 bahts. 

Me veía morena y me ponía feliz
Gran Palacio

Al salir tenía un calor horrible así que decidí que era la hora de descansar un rato e ir a un Starbucks en busca de un Frapuccino. Aunque mi intención era ir a un Starbucks cercano me perdí y sin querer llegué hasta Khao San Road, la calle más conocida de Bangkok, donde se sitúan la mayoría de hoteles y tiendas, así que gracias a mi confusión descubrí un gran mercadillo en la calle donde vendían de todo. La mala suerte es que pensaba que encontraría más como ese por toda la ciudad pero la verdad es que no fue así y no me compré nada. Tras una hora descansado fresquita en el Starbucks situado en la misma calle, decidí reanudar mi trayecto y esta vez visitar Golden Mountain, un templo en la cumbre de un monte desde donde puedes apreciar las vistas de la ciudad de Bangkok. La entrada a este templo cuesta 20 bahts. 

Buda de Golden Mountain

Tras un ratito en Wat Saket (la forma tailandesa de Golden Mountain) fui caminando poco a poco en dirección al albergue (más o menos una hora) hasta que finalmente llegué y descansé un ratito.

Por la noche, después de comprarme un sandwich en un 7eleven (que estan por todos lados) fui a Pak Pong Market (situado a escasos 10 minutos andando del albergue) bien conocido por tener buenas imitaciones de todas las marcas. Sinceramente, me esperaba algo más, no había mucha variedad y algunas imitaciones no eran muy buenas; me gustó muchísimo más el Gran Bazar, situado en Istanbul, donde hace unos años mi madre y yo disfrutamos bastante.

Igualmente, os recomiendo pasaros y mirar, el market está situado en una zona llena de discotecas y bares de ambiente, yo estaba grabando el mercado para hacer el video y me obligaron a borrarlo porque casi todos los clubes son de striptease y se pensaban que les estaba grabando a ellas…

Resultado de imagen para pak pong bangkok
Pak Pong Market

También, esa misma noche (la última) quería ir a la famosa Lebua tower, conocida por la película “Resacón 2”, ya que en el último piso se encuentra Sirocco Bar donde puedes disfrutar de una bebida con vistas a la ciudad. Estaba a punto de ir pero después pensé que me iba a gastar un montón de dinero en beber algo sola sin disfrutar con alguien así que me fui directamente a dormir… Viajar solo tiene sus desvantajas…escribiré un post hablando sobre ello próximamente ya que mucha gente me pregunta que sino me aburro, que sino me siento sola, etc. Y la verdad, aunque por supuesto que me gusta mucho más viajar con alguien (porque pienso que las cosas bonitas son mejor compartidas) viajar solo tampoco está mal.

DÍA 6-  ¡A 40 GRADOS NO SE PUEDE VISITAR NA’ !

 

Me desperté sobre las 9.00 am sin saber muy bien que hacer ya que el día anterior me había dado un buen “tute” y había recorrido lo más importante. Finalmente y sobre la marcha decidí que como las compras del día anterior habían resultado fallidas iría a MBK center, un centro comercial que anuncian mucho por la ciudad. No vayáis. Fue una pérdida de tiempo (bueno, al menos estuve con aire acondicionado un rato) y realmente no hay nada muy interesante que ver (por lo menos para mí).

Básicamente por la mañana a parte del centro comercial estuve paseando por las calles y al cabo de un rato me fui a Lumphini Park, el parque más conocido de la ciudad. Paseé por el parque un ratito en busca de lagartos (ya que leí que había lagartos salvajes) pero no encontré ninguno. Después me acordé que no había visto Wat Intharawilan, un enorme buda, pero como pone en el título había 40 grados de temperatura, el calor era insoportable y no me apetecía ir hasta la otra punta de la ciudad para ver un buda, la verdad.

En Lumphini park

Y pues no mucho más que decir, después de pasear un rato más cogí un Skytrain desde mi parada al lado del albergue, Silom, hasta Mochit, la última parada de la linea donde cogí el bus A1, shuttle bus desde la ciudad de Bangkok hasta el aeropuerto Don Muang.

En Bangkok hay dos aeropuertos: el que fui yo, que es para vuelo más domésticos digamos (porque yo llegué y me fui a China) y el otro aeropuerto, que es el internacional y más conocido: Suvarnabhumi.

Después de dos horas de colas, de seguridad, de revisarme la visa, blablabla (ya os dije, id con tiempo!) por fin me monté en el avión donde tuve un agradable vuelo siendo la única extranjera y todos los demás pasajeros, chinos. (Como ya sabéis y he dicho, a mi me encanta china y los chinos pero no se estan quietos ni debajo del agua: estaba todo el mundo de pie en el avión, todos comiendo noodles y haciendo ruido y encima cada vez que me despertaba había una persona diferente sentada a mi lado. En fin, entretenido).

CONCLUSIÓN DE TAILANDIA

Volveré. 100%. Me encantó la isla, me encantó la gente y me encantó que todo fuera tan barato y que todo el mundo hablara inglés. Bangkok, por su parte, no me gustó tanto, creo que no tiene mucho que ver y que en dos días se puede ver lo más significativo. Sin duda alguna volveré a las islas, no se si a Koh Samet o alguna otra pero esta vez sí,¡con protector + 500!

Gracias por otro día más,

Muchos aviones!!!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s