BEIJING, LA CIUDAD IMPERIAL

¡Buenos días viajeros y viajeras!

Aquí estoy una vez más, para contaros mi último viaje a la capital de China, Pekín. Ya llevo casi dos  meses en el continente asiático y como no, quería visitar la ciudad más importante del país. A partir de hoy, mi blog va a cambiar un poco, ya que me han sugerido varias veces que haga la versión inglesa de mis publicaciones así que, de ahora en adelante vamos a ser bilingües para que las personas que me estoy encontrando en el camino puedan entender lo que escribo. Y ahora, comencemos.

He pasado tres días en Pekín, y desde mi punto de vista son los días suficientes para visitarla. Normalmente cuando los extranjeros venimos hasta China es porque vamos a hacer un tour y ver varios sitios así que recomiendo que si os animáis a venir para aquí con tres días en Pekín ya váis bien servidos.

Os dejo el link del video https://www.youtube.com/watch?v=-fUO2U127Gc

Mi ciudad ( Hangzhou) se situa al sureste de China y Beijing al noreste por lo que tenía que ir hacia allí o bien en avión o bien en tren. Si bien el precio era más o menos el mismo ( unos 1500 RMB ida y vuelva —> 160 euros) elegí el transporte terrestre puesto que las estaciones de tren se situan en el centro de la ciudad y los aeropuertos muy a las afueras así que más o menos el tiempo invertido es el mismo y el tren es más cómodo, pues te sientas un rato y ya llegas a tu destino. En mi caso el rato que he estado sentada es de 6 horas más o menos, en los trenes super rápidos de China, obviamente, puesto que hay 1400 km entre ambos lugares.

20170520_170130

En cuanto alojamiento, como quería un viaje económico, me alojé en un albergue situado en el centro de la ciudad LEO HOSTEL donde compartí habitación con 5 personas más. Realmente, no es el mejor albergue en el que he estado, en mi opinión le falta un poco de limpieza, pero su localización es estupenda así que para pasar tres noches no está mal y el precio aún mejor ( 3 noches por 220 RMB unos 30 euros). Igualemente, para viajar solo me parece la opción más asequible y recomendable ya que allí he conocido a personas muy interesantes y que, como siempre, he aprendido algo de ellos.

DÍA 1 

El primer día salí de Hangzhou a las 7 AM y llegué a la estación de Beijing Nan sobre la 13:30 del medio día donde cogí un taxi hasta el albergue. También se puede ir en metro, pero estaba bastante cansada y había que hacer transbordo. El taxi me costó desde la estación al albergue, unos 15-20 minutos, 30 RMB, lo que serían unos 4 euros. Los taxis en China son muy baratos siempre, excepto cuando te intentan timar.

*Consejo: Cuando cojas un taxi procura que el taxi esté bien identificado. Cuando estás en la estación de tren o en el aeropuerto haciendo las largas colas y venga un taxista a ofrecerte llevarte, di que no. De otra forma te llevarán en un vehículo no identificado como taxi y te cobrarán hasta el triple. Por otro lado, siempre que te subas al cualquier taxi fíjate si el taxímetro está activado. Sino, será mejor que te bajes.

Llegué al albergue y después de instalarme, me fui a comer. El hostal se sitúa muy cerca de una calle llena de restaurantes y marcas conocidas como McDonalds, Starbucks, etc, así que el primer día decidí probar por primera vez el McDonalds chino, y bueno, sabe igual que el español. Acto seguido fui caminando hasta Tian’namen Square (a unos 10 minutos) y llegué hasta la Ciudad Prohibida. Mi intención era visitarla por dentro pero ya eran las 15:30 y ésta cierra a las 16:00 y se necesitan por lo menos dos horas para verla. Pasee por los alrededores y me acordé que había leído en algún sitio que cerca de la Ciudad Prohibida hay un monte donde tienes una vista de toda la ciudad. Así que con los 35 grados a cuestas caminé unos 30-40 minutos rodeando la Ciudad Prohibida hasta que llegué a Beishan Park. La entrada al parque vale 10 RMB, muy barato. En la cima del monte encuentras un templo con un buda en el interior y las vistas con espectaculares. Tuve suerte porque los días que estuve en Beijing la contaminación estaba bastante baja y se podía ver casi toda la ciudad claramente. Recomiendo un paseo por el parque, encuentras pagodas por el camino y es muy bonito. Eso sí, siempre con un par de botellas de agua en la mochila si es que es verano.

20170520_161043

20170520_163758

Al salir del parque, donde estuve aproximadamente una hora (también me senté a descansar y a disfrutar de las vistas un ratito), volví para el centro con la idea de tomarme un té fresquito pero finalmente acabé en el Starbucks. Pasee por la calle cercana al hotel Qianmen St. que tiene muchas tiendas y volví al albergue para ducharme y arreglarme para salir a cenar. En la habitación encontré a un canadiense que está recorriendo el mundo desde hace 4 meses el cual me propuso ir a cenar con él al bar del albergue. La comida del albergue está muy buena (no es china, es occidental) la recomiendo para quienes les apetezca pasta, hamburguesas o otro tipo de platos que no sean noodles. Así que, finalmente, pasé la noche en el bar del albergue donde lo pasé muy bien y me reí mucho.

20170520_181836

DÍA 2

Mi alarma sonó a las 5.30 am pues la guía del tour me venía a buscar a las 5:50 am al albergue. Contraté un tour para ir a la muralla China pues está a una hora y media de Pekín y prefería que me llevarán y me trajeran y no preocuparme del transporte. Lo contraté a través de China tour y por 210 rmb me incluía visita las tumbas de Ming, la fábrica de jade, comida en un restaurante chino, ceremonia del te y la entrada la muralla. Después hablando con las otras personas que realizaban el tour conmigo nos dimos cuenta que cada uno habíamos pagado diferentes precios así que os aconsejo comparar varias páginas web antes de cogerlo. El tour es bastante completo, además vas en un grupo pequeño de máx 10 personas y la guía habla bastante bien inglés.

20170521_091319

La muralla china fue la penúltima parada y la más ansiada para mí ya que siempre he querido ir. Y realmente, es tan impresionante como parece. Para subir tienes que pagar 140 RMB para coger el funicular, de otra manera, tienes que escalar hasta ella y está bastante alta. Al llegar a la muralla me encontré que había mucha gente y hacía muchísimo calor así que decidí que la mejor idea sería caminar un buen rato pues cuanto más me alejara de la entrada del funicular menos gente habría. Y así fue. No voy a decir que fue fácil ni que no acabé agotada. Las escaleras estan muy empinadas y las rampas también, es mejor ir cogido siempre a la barandilla. Para más inri, soy muy inteligente poniéndome falda en un día de viento. Total que entre el calor, la falda, las escaleras y que no llevaba suficiente agua, cuando llegué al minibus me dormí una hora y media hasta llegar a Pekín de nuevo. Por lo tanto, si tenéis la oportunidad de ir a la Gran Muralla, recomiendo:

1)Coger un tour porque sinó tenéis que ir en transporte público hasta allí y es un poco más complicado.

2)Llevar reservas de agua (allí se puede comprar pero solo en un establecimiento situado al principio).

3)Poneros ropa cómoda, preferiblemente pantalones y bambas (vi unos tacones por ahí tirados de alguna china que había renunciado a ellos. Las chinas siempre van con tacones a todos lados).

4) Si queréis alejaros un poco más de la multitud debéis estar en buena forma para ir a buen ritmo (la mayoría de los tours solo te dejan 2-3 horas para pasear por la muralla) especialmente si hace calor.

De vuelta a Pekín asistimos a una ceremonia del té, donde probamos los diferentes tipos de té típicos de la zona y nos explicaron para que servía cada uno de ellos, muy interesante.

Después de una ducha en el albergue y descansar un poco en la habitación salí a cenar. Mi propósito era comer pato pekinés pero el restaurante cerraba a las 8:00 pm y eran las 9:00pm así que acabé en un sitio dondé hacen dumplings. Para mí sola una bandeja de dumplings fue más que suficiente.  Y nada después de esto, a dormir, que estaba cansadísima.

DÍA 3

Lo que quería hacer:

-Palacio de verano por la mañana

-Templo del cielo por la tarde

Lo que hice: 

Me desperté a las 9 de la mañana y me di cuenta que estaba diluviando. En esas condiciones no podía ir al Palacio de verano pues está a 20 km de la ciudad e ir hasta allí y verlo bajo la lluvia creí que era más conveniente no ir. Me quedé en la cama descansando (eran mis días libres del trabajo y estaba cansada del trabajo y del tute de la muralla) hasta las 11. Me levanté y me fui a comprar un paraguas, y paseé un poco por los alrededores antes de ir al restaurante a comer pato pekinés. Después de engullir el pato que me cosstó unos 100 rmb (13 euros, muy caro para China, aunque Pekín es bastante más caro que Hangzhou, por ejemplo), me fui al albergue ya que había quedado con una de mis compañeras de habitación para ir al Templo del Cielo juntas puesto que la lluvia había cesado un poco.

Mientras estaba esperando a mi compañera se arreglara, me tumbé en la cama y noté que el estómago me empezaba a doler mucho. Estaba hablando con otro compañero de habitación y del dolor no podía ni contestarle. Como estaba en la litera de arriba y casi no me podía mover decidí quedarme quieta en vez de ir al baño, pero de repente me empezó a sangrar la nariz a chorro así que no tuve mucha alternativa. Y a partir de ahí todo pasó muy deprisa, me empecé a marear, a sudar, a tener escalofrios, se me nubló la vista tanto que no podía ver… en fin que como pude volví a mi habitación y pedí ayuda porque de verdad, pensaba que me moría. No voy a entrar en detalles de como fue mi tarde, pero podéis imaginaros que no muy bien. Por suerte, al cabo de unas horas me encontré mejor pero fue una de las peores experiencias de mi vida. Supongo que fue el pato lo que me sentó mal pero yo no lo entendía porque era un buen restaurante hasta que un compañero me dijo: “En China no te puedes fiar de ningún sitio, aunque por fuera sea muy bonito, por dentro puede estar muy sucio”. Y bueno, tiene razón. Él me dijo que mejor que no comiera más comida china pero contando que me quedan cuatro meses aquí es bastante imposible. En Hangzhou he comido muchas veces en sitios de calle y nunca me ha pasado nada así que supongo que tampoco es algo que tú puedas controlar, simplemente pasa. El cuerpo de los chinos está acostumbrado a la suciedad, pero nosotros no y de vez en cuando te toca pasarlo mal.

Al día siguiente me volví a despertar temprano, coger el tren y de vuelta a Hangzhou, que ya tocaba trabajar.

CONCLUSIÓN DE PEKÍN

Para acabar con el post, pienso que Pekín es una ciudad que debes visitar sí o sí una vez en tu vida, no solo por la muralla, sino también porque es la capital del uno de los países más importantes del mundo y hay muchas cosas que descubrir. Yo seguro que volveré algún día porque quiero visitar la ciudad prohibida por dentro e ir al palacio de verano. Pero con tres días como ya dije antes, si todo sale bien, es más que suficiente para Pekín.

Sin embargo, no me ha gustado más que Hangzhou. Hay mucha más gente, es mucho más feo y mucho más caro además de que la gente está más cerrada de mente. En Hangzhou la gente es más moderna, los paisajes son preciosos y se vive muy bien.

Así que si venís a China, por Hangzhou 100% que os tenéis que pasar. Y si os alojáis en Wyndham Grand Plaza Royale mejor que mejor jaja.

Muchas gracias por leerme un día más, en este mes de Junio espero tener mini escapaditas de un día por los alrededores de Hangzhou que por supuesto os explicaré, y en Julio…¡Tailandia!

Hasta pronto,

Paula

Good morning travellers!

Here I am once again to talk about my last trip to the capital of China, Beijing. I have already been in Asia for almost two months and, of course, I wanted to visit the most important city in the country.

I spent three days in Beijing, and from my point of view that’s enough. Usually when foreigners come to China it is because we are going to do a tour and see several cities so I recommend that if you are willing to come here with three days in Beijing it’s okay.

Here I leave you the link of the video https://www.youtube.com/watch?v=-fUO2U127Gc

My city (Hangzhou) is located in the southeast of China and Beijing in the northeast so I had to go there either by plane or by train. As the price was more or less the same (about RMB 1500 one way and back —> 160 euros) I chose the second one since the train stations are located in the city centre and the airports are situated at the outskirts so the time invested is the same and the train is more comfortable. In my case I spent 6 hours to arrive, on China’s super-fast trains, obviously, since there are 1400 km between both places.

For the accommodation, as I wanted a budget trip, I stayed in a hostel located in the city centre LEO HOSTEL, where I shared room with 5 more people. This is not the best hostel I have ever stayed in, in my opinion it lacks a bit of cleanliness, but its location is great so for three nights it is not bad and the price is even better (3 nights for 220 RMB about 30 Euros). Anyway, to travel alone this accommodation seems to me the most affordable and recommendable option because there you are able to meet very interesting people.

DAY 1

The first day I left Hangzhou at 7 AM and arrived at the Beijing Nan station about 1:30 pm where I took a taxi to the hostel. You can also go by metro, but I was quite tired and had to change the line. The taxi cost me from the station to the hostel, about 15-20 minutes, 30 RMB, which would be about 4 euros. Taxis in China are always cheap, except when they try to rip you off.

* Tip: When you take a taxi, make sure the taxi is well identified. When you are at the train station or at the airport making long lines and a taxi driver comes to you, say no. Otherwise they will take you in an unidentified vehicle as a taxi and will charge you up to triple. On the other hand, whenever you get into any taxi, check if the taximeter is activated. Otherwise you’d better get down.

I arrived at the hostel and after setting up, I went to eat outside. The hostel is located very close to a street full of restaurants and well-known brands such as McDonalds, Starbucks, etc, so the first day I decided to try the Chinese McDonalds for the first time, and hey, it tastes the same as Spanish one. Then I walked to Tian’namen Square (about 10 minutes) and reached the Forbidden City. My intention was to visit it from the inside but it was already 15:30 and it closes at 16:00 and as it takes at least two hours to see it I couldn’t go in.  I wandered around and then I remembered that I had read somewhere that near the Forbidden City there is a mountain where you have a view of the whole city. So with 35 degrees I walked around 30-40 minutes around the Forbidden City until I got to Beishan Park. The entrance to the park is RMB 10, very cheap. At the top of the hill you find a temple with a buddha inside and the views are spectacular. I was lucky because the days I was in Beijing the pollution was quite low and you could see almost the entire city clearly. I recommend a walk in the park, you can find pagodas along the way and it is very beautiful. Of course, always with a couple of bottles of water in the backpack if it is summer.

Tian’namen square
Views from Beishan park

When I left the park, where I stayed for about one hour (I also sat down to enjoy the views for a while), I went back downtown with the idea of ​​having a cold tea but I finally ended up at the Starbucks. Stroll down the street near Qianmen St. Hotel which has many shops and I went back to the hostel to take a shower and get ready to go out for dinner. In the room I met a Canadian who has been travelling the world for 4 months and he proposed me to go and have dinner together at hostel bar. The food at the hostel is very good (it’s not Chinese, it’s western) I recommend it for those who want pasta, hamburgers or other kinds of dishes when tired of noodles. So, finally, I spent the night in the bar of the hostel where I had a good time and I laughed a lot.

DAY 2

My alarm rang at 5.30 am as the tour guide came to pick me up at 5:50 am to the hostel. I booked a tour to go to the Chinese Wall because it is an hour and a half from Beijing and I would rather be taken and brought. I booked it through China tour website and it costed me 210 RMB (included visiting the tombs of Ming, the jade factory, food in a Chinese restaurant, tea ceremony and the entrance wall). After talking with the other people who were in tour with me we realized that we had each paid different prices so I advise you to compare several websites before catching it. The tour is quite good, plus you go in a small group of max 10 people and the guide speaks fluent English.

Ming tomb

The Great Wall was the penultimate stop and the most desired for me since I always wanted to go. And really, it’s as impressive as you can imagine. To climb there, you have to pay 140 RMB to get the cable car, otherwise, you have to climb up by yourself and it is quite high. When I arrived at the wall I found that there were many people and it was very hot so I decided that the best idea would be to walk away because the further away from the entrance of the cable car, the less people there would be. So it was. I will not say it was easy or that I did not end up exhausted. The stairs are very steep and the ramps too, it is better to always be caught on the railing. Also, I’m very smart wearing a skirt on a windy day. Therefore, if you have the opportunity to go to the Great Wall, I recommend:

1) Take a tour because, in this way, you do not have to go by public transport until there which is more complicated.

2) Bring water reserves (you can buy there but only in an establishment located at the beginning of the Great Wall).

3) Put on comfortable clothes, preferably pants and sneakers.

4) If you want to move a little further from the crowd you must be in a good physical condition (most tours only leave 2-3 hours to walk the wall) especially if it is hot.

The Great wall of China

Back in Beijing we attended a tea ceremony, where we tried the different types of tea typical of the area and they explained to us the benefits of each of them, it was very interesting.

After a shower in the hostel and a little rest in the room I went out to have dinner. My purpose was to eat Peking duck but the restaurant closes at 8:00 pm and it was 9:00 pm so I ended up somewhere where their speciality are the dumplings. And after this I went to sleep, I was tired.

DAY 3

What I wanted to do:

-Morning: Visit the Summer palace

-Afternoon: Temple of Heaven

What I did:

I woke up at 9 in the morning and realized it was pouring. In these conditions I could not go to the Summer Palace because it is 20 km from the city and go there and visit the palace while raining I think it’s not the most convenient. So, I stayed in bed resting (they were my days off from work and I was exhausted of the work and after the climbing on the great wall) until 11 o’clock. I got up and I went to buy an umbrella, wandered around a bit, before going to Restaurant to eat Peking duck. After swallowing the duck that cost me about 100 rmb (13 euros, very expensive for China, although Beijing is quite more expensive than Hangzhou, for example). After it, I went to the hostel since I had planned with one of my roommates to go to the Temple of Heaven at the afternoon as it was not raining anymore.

While I was waiting for my roommate to get ready, I lay down on the bed and noticed that my stomach was starting to hurt a lot. I was talking to another roommate and because of the pain I could not even answer him. I decided to stay without moving l instead of going to the bathroom as I could hardly move, but suddenly my nose started to bleed. And from there, everything happened very quickly, I started to feel dizzy, to sweat, to have chills, my eyes clouded so much that I could not see … in order that as I could go back to my room and I asked for help because really, I thought I was dying.

I will not go into details of how my afternoon was, but you can imagine that not very well. Luckily, after a few hours I found myself better but it was one of the worst experiences of my life. I guess it was the duck that made me feel bad but I did not understand it because it was a good restaurant until a colleague told me: “In China you can not rely on any place, although on the outside it is very beautiful, inside it can be very dirty”. Well, he’s right. He told me better not to eat more Chinese food but I have four months more here so this is quite impossible. In Hangzhou I have eaten many times in street places and nothing has happened to me so I guess it is not something that you can control, it just happens. The body of the Chinese people is used to dirty conditions, but we do not and from time to time it is your turn to have a bad experience.

The next day I woke up early, I took the train and back to Hangzhou, which was already working.

CONCLUSION OF BEIJING

In conclusion, I think Beijing is a city that you should visit once in your life, not only for the wall, but also because it is the capital of one of the most important countries in the world and there are many things to discover there. I am sure that I will return one day because I want to visit the forbidden city on the inside and go to the summer palace. But with three days as I said before, if everything goes well, it is more than enough for Beijing.

However, I did not like it more than Hangzhou. There are a lot more people, it is much uglier and much more expensive besides people being more closed-minded. In Hangzhou people are more modern, the scenery is beautiful and live here is wonderful.

So if you come to China, Hangzhou must be mandatory. And if you stay at Wyndham Grand Plaza Royale better than better haha.

Thank you very much for reading me one more day, in this month of June I hope to have mini daytrips around Hangzhou that of course I will explain to you, and in July … Thailand!

See you soon,

Paula

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s